La pedida de mano

Una de las constumbres que se están recuperando es la pedida de mano, quizás sin el cararcter solemne y protocolario que tenía tiempos atrás para convertirse en una reunión donde ambas familias e incluso algunos amigos íntimos tienen una fiesta preboda realmente bonita y gratificante.

Las flores, como es lógico, no son ajenas a este acto tan especial; así el novio enviará a la novia un gran ramo de rosas, si nos hacemos caso de la tradición estas han de ser blancas. A su futura suegra le enviará  otro ramo pero en este caso no serán rosas y debe ser de menor tamaño que el de la novia.

Los padres del novio también han de enviar flores a casa de la novia pero estas han de ser flores variadas de no más de 2 ó 3 colores mientras que los amigos de los novios aún no asistiendo a la reunión es costumbre que agasajen a la novia deseándole lo mejor con flores en tonos muy alegres y en ningún caso rosas.

Si después de la pedida se celebra una cena en casa, el color del mantel debe ser también blanco, sobre el cual pondremos flores blancas (rosas) y si fueren de otro color estos tienen que ser muy suaves y así contribuir a que el ambiente sea relajante y agradable. En cualquier caso las flores son imprescindibles.

Como curiosidad podemos comentar sin temor a equivocarnos que algunos novios están más nerviosos en esta reunión que en la boda.

El ramo de novia, su tradición

No es nada nuevo descubriros que la época del año en que por tradición se ofician más bodas es la primavera, y como todas las tradiciones tiene su pequeña o gran historia.

La nuestra se remonta ya a la era antes de Cristo, donde las jóvenes que iban a desposarse necesitaban encontrar símbolos que de forma fehaciente tuvieran una alegoría a la fidelidad y a la fecundidad, por aquella época de gran importancia para los futuros esposos. Y los encontraron en dos plantas, el mirto y posteriormente el romero.

Es claro que desde el inicio de los tiempos las flores y las plantas han estado muy unidas a los hombres. Ya en la era cristiana con alguna que otra variante, las novias utilizaron primordialmente el lirio como tocado, y como ramo de mano unas flores liliáceas de color blanco para simbolizar que en el momento de contraer matrimonio se olvidaban de toda su anterior vida para centrarse en cuidar de sus respectivos esposos.

En el medievo se puso de moda, especialmente en los países de nuestro entorno geográfico, la margarita, aunque esta no fuera natural sino de plata.

Pero la tradición sufre constantes innovaciones y ya a principios del siglo XVI las jóvenes dieron mucha importancia a la pureza y buscaron un símbolo que la representara claramente. Este símbolo fueron las flores blancas y perfumadas del naranjo. Con ellas se hacían bellas coronas. En sus manos llevaban pequeños ramilletes atados con trozos de seda blanca con un nudo doble, y ello para disipar las posibles infidelidades del futuro esposo.

En la época renacentista los trajes de las novias estaban cuajados de bordados exquisitos, muchos de ellos haciendo dibujos de flores, especialmente enriquecidos.

Y llegamos ya a la actualidad, donde las novias en este siglo, pueden utilizar cualquier tipo de flor y de color, sea cual sea la época del año en que se casen. Tulipanes, margaritas, rosas, calas, etc, ..

Cualquier flor está a vuestra disposición en nuestras floristerías físicas y floristería online con las formas y diseños tradicionales y, por supuesto, con lo más vanguardista utilizando elementos y formas de las últimas tendencias.

¿Qué hacer con tus plantas a la vuelta de unas vacaciones?

Limpiar polvo plantasLas vacaciones terminan y regresamos al hogar. Nuestras plantas quizá, precisen de nuestra atención dándoles el calor y la comodidad que requieren después de nuestra ausencia.

En primer lugar, proceder a una limpieza en profundidad de cada una de las hojas, el tallo, etc, … para quitarles el polvo acumulado del tiempo ausente. Con una simple bayeta húmeda será suficiente.

A continuación, sería conveniente colocarlas en un lugar luminoso pero que no les de el sol directo; estarán ávidas de luz, pero esta debe proporcionarse de forma paulatina, no en plan fogonazo.

Otro paso a seguir es quitar las hojas que se vean que están marchitas, a fin de que el resto puedan coger la savia suficiente para alimentarse.

Por último, proceder a regar la tierra de la maceta, con riegos cortos pero continuos a fin de no encharcar el cepellón y las raíces. Sería también conveniente que procedáis a abonar con algún producto apropiado la planta.

Para superar el efecto post-vacacional te aconsejamos que te acerques a una floristería para comprar algunas flores de las múltiples variedades que existen en esta época del año, de acuerdo con la decoración que quieras realizar en tu casa. Verás como funciona.  Si  por cualquier motivo no puedes pasarte por una floristería no olvides que siempre puedes enviar flores a domicilio desde nuestra tienda online.

Espero que nuestros consejos os resulten útiles para crear un ambiente agradable y duradero con vuestras flores.

El protocolo y las flores

protocolo y floresLas flores cumplen una función importante dentro de la sociedad que vivimos. No es un regalo cualquiera. Las flores dicen mucho más que cualquier otro; transmiten nuestros sentimientos y cumplen una función protocolaria y de cortesía.

Dependiendo del tipo de acontecimiento debemos obrar de forma diferente.

Si nos invitan a cenar a una casa podemos hacer dos cosas: llevar flores nosotros personalmente, o mandar flores a través del reparto de la floristería.

Si las mandamos con antelación pero el mismo día, le daremos tiempo a la anfitriona a colocarlas y así poder adornar la estancia con ellas. Es muy importante que la tarjeta que acompañe esté escrita a mano.

Si las llevamos personalmente, no debemos aparecer con un centro para la mesa, pues obligaremos a la anfitriona a ponerlas y quizás los colores de las flores no combinen con el mantel.

Si nos olvidamos y no hemos mandado flores con anterioridad no dejar de mandarlas al día siguiente de la cena como agradecimiento, pero nunca más tarde.

Lo que si tenemos que tener en cuenta es que a una invitación de este tipo siempre se debe de corresponder con flores, no importa que llevemos otra cosa porque las circunstancias así lo requieran, pero las flores naturales no pueden faltar.