ficus

El Ficus y sus cuidados

El Ficus proviene de todas las regiones tropicales y subtropicales del planeta y, aunque su lugar ideal para que luzca sana es un lugar con calor moderado, puede soportar altas temperaturas. Existen varios tipos de ficus:

  • Los ficus de hojas pequeñas (Ficus benjamina) poseen hojas de unos 6 centímetros de longitud, verdes o con manchas de color amarillento.
  • Los ficus de hojas grandes (Ficus elastica) son los más conocidos, con hojas gruesas que pueden alcanzar los 30 metros de altura.
  • Los ficus rastreros (Ficus pumila) pueden cultivarse en macetas como planta colgante.

Dónde colocarlo

  • Lo más recomendable es que coloquemos el Ficus en un lugar muy luminoso, pero evitando que reciba el sol directamente, especialmente en época estival.
  • Debemos ser prudentes a la hora de regarlo ya que para que no se estropee es aconsejable que miremos la tierra y solo le echaremos agua en el caso de que una tercera parte de la tierra se encuentre seca.
  • En invierno el único cuidado será evitar que la tierra se seque por completo.
  • El abonado deberemos realizarlo cada quince días durante los meses de primavera y verano.
  • Las hojas de los ficus grandes agradecen que se limpien con un paño húmedo y, además, también se les puede añadir un poco de abrillantador.
  • Si adquieres un combinado de plantas con ficus recuerda seguir los mismos consejos.

 

Síntomas de que algo va mal

  • Trastornos: las hojas pueden caerse sin las regamos en exceso o están expuestas a corrientes frías. Si las nuevas hojas son de un tamaño pequeño será aconsejable que le echemos abono en el agua de riego. Y si las hojas tienen un color amarillento entonces debemos reducir los riegos.
  • Plagas: en el envés de las hojas pueden aparecer, adheridas, cochinillas, que son insectos de color marrón que pueden llegar a causar graves daños en el Ficus.

Deberían ser eliminados con un insecticida apropiado o con un paño impregnado en alcohol. Las cochinillas algodonosas son insectos muy pequeños de color blanco y requieren un tratamiento igualmente con un insecticida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*