flor de pascua

Flor de Pascua: cuidados y recomendaciones

La Flor de Pascua (nombre científico es Euphorbia Pulcherrima) es una planta perteneciente a la familia de las euforbiáceas y su origen proviene de México. Aunque estamos acostumbrados a verla cultivada como planta de maceta que no suele sobrepasar los 50 cm de altura, en su medio natural llega a convertirse en un arbusto que llega a medir los 2 metros de altura.

Sus hojas tienen un intenso color verde y alcanzan un tamaño de unos 14 cm.
Las inflorescencias que son de pequeño tamaño y color amarillo, no son realmente lo más llamativo de esta planta sino las brácteas (hojas rojas) que por lo general son de un atractivo color rojo (aunque también podemos encontrarlas de color rosa o blanco).

Qué hacer para conservarlas durante mucho tiempo

Si no quieres que la planta muera (como suele suceder cuando se compra en centros no especializados como centros comerciales, etc.) es fundamental que le proporcionemos los cuidados necesarios. Una posición bien iluminada es esencial durante el invierno. En verano es aconsejable mantenerla alejada del sol directo sobre todo en los días más calurosos. El riego en estos días veraniegos debe ser abundante lo mismo que en el periodo de floración fijándonos en que la tierra se ha secado parcialmente antes de realizar un nuevo aporte de agua. Así evitaremos ahogarla.

El abonado se realizará cada 15 días en los meses de primavera y verano.

  • Luz
    Durante el invierno debe recibir mucha luz. en verano debe protegerse de los días más calurosos. A partir de finales de septiembre tenemos que controlar la luz que recibe la planta (10 horas de luz y 14 de oscuridad es aconsejable durante 8 semanas).
  • Temperatura
    Es aconsejable que no descienda por debajo de los 14grados centígrados.
  • Riego
    Es aconsejable regarla de manera abundante sobre todo durante la floración y en verano.
  • Humedad
    Rociar de vez en cuando las hojas.
  • Realizar una poda
    Es aconsejable que cuando comienza a caerse la hoja verde, después que ya dio toda la roja (en abril más o menos) realizar un pequeña poda. Después ponerla en un lugar fresco (no importa que tenga menos luz). Cuando veas que comienza los nuevos brotes, exponerla más a la luz, abonarla y aumentar ligeramente los riegos. De esta forma es muy probable que al año siguiente tengas también hojas rojas. Si no sigues estos pasos, será complicado que la veas florecer con hojas rojas de nuevo.


¿Por qué se le caen las hojas?

La caída de las hojas puede deberse a varios motivos. Las corrientes de aire frío, las temperaturas muy bajas, el exceso o falta de riego y una mala iluminación son las principales causas por las que la Flor de Pascua puede perder las hojas.
También puede deberse a la existencia de un bicho, la araña roja. En este caso es necesario combatirlo a tiempo con insecticida y pulverizar el envés de las hojas con agua. Asimismo, el exceso de agua y la elevada humedad puede ser causante también de hongos y caída de la hoja.

De manera que ya sabes, si quieres que tu Flor de Pascua dure más sigue estos consejos y sobre todo no la compres en centros comerciales, sino en sitios especializados como mayoflor.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*