Número de la imagen 205006552 Derecho de autor: Zaira Zarotti

Flores comestibles en tu mesa

Son muchos los restaurantes que incorporan en sus platos flores comestibles. Y es que estas tienen muchas posibilidades y, de ello, están dado cuenta los chefs en los platos que sirven en la mesa para su ingesta mediante técnicas como secado, congelado, inmersión en aceite, etc. Se pueden utilizar para preparar bebidas, en ensaladas, sopas, infusiones, postres o incluso en platos principales. La imaginación de cada cocinero puede llegar hasta límites insospechados.

El hecho de poner pétalos de flores en un plato no es solo por la estética, también son una fuente muy rica en vitaminas. Por ejemplo:

  • Flor de calabacín: poseen abundante agua y poca grasa, ricas en calcio y fósforo. Tienen vitamina A, C, vitaminas del complejo B y ácido fólico.
    Las más utilizadas en la cocina son las de la calabacita y el suave sabor de sus pétalos combina muy bien con el de diversos platos, por ejemplo, dentro de los raviolis.
  • Pensamientos flores delicadas parecidas al papel que son excelentes adornos para las ensaladas, sobre las sopas o para postres. Los pensamientos tienen un sabor ligeramente dulce. Crecen en clima fresco de otoño, primavera e invierno.

En la wikipedia podemos encontrar este listado de flores comestibles:

¿Conoces tú alguno más?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.