Consejos para mantener tu jardín perfecto durante el verano

El verano es la época en la que nuestras preciadas plantas, flores y el césped de nuestros jardines más sufren las inclemencias del tiempo extremo, pero también es cuando queremos que estén más bonitos para poder disfrutar de esas magníficas veladas entre amigos.

Debido a las altas temperaturas y a la humedad que soportamos en muchos lugares de España y que nos aplastan, sobre todo en estas semanas centrales del verano en la costa, nuestras plantas pueden llegar a secarse, nuestras flores a marchitarse y el césped del jardín puede, por falta de riego y nutrientes, perder el precioso tono verde que tenía y empezar a coger un tono amarillento síntoma de que algo no va bien en sus raíces.

Para que esto no os ocurra hoy os vamos a traer unos consejos básicos para evitar que vuestras plantas favoritas, flores y el césped padezcan ningún mal y luzcan con sus colores más brillantes y bonitos durante todo el verano. Así nos aseguraremos de poder pasar esos buenos ratos con la familia y los amigos y ofrecerles a nuestros hijos un césped perfecto para jugar, correr y disfrutar en sus vacaciones estivales.

Cuidado de las plantas,  flores y césped durante el verano

jardin-verano

Debemos saber que dependiendo del tipo de planta será necesario regarlas más o menos veces y en mayor o menor cantidad pero generalmente, una planta que está plantada en el suelo (sin maceta) y está todo el día al Sol, no sufrirá ningún mal por que la reguemos una vez al día y mojemos sus tallos y hojas.

Generalmente los riegos se deben hacer a primera hora de la mañana, cuando el Sol todavía no calienta mucho o a última hora de la tarde cuando ya se está poniendo el Sol para evitar que el agua se evapore debido al calor.

Debes tener en cuenta que una planta que está situada todo el día a la sombra necesitará mucha menos agua que una a la que le de el Sol durante buena parte del día ya que, como os explicábamos en el párrafo anterior, el calor evaporará gran parte de la humedad de la tierra y de la planta que está al Sol.

A las plantas y flores les vendrá muy bien que durante las horas centrales del día se les rocíe con agua las hojas y tallos ya que les ayudará a soportar el calor.

En cuanto al césped, hay variedades que necesitan más riego y otras que necesitan menos además de que algunas variedades requieren cierto tipo de suelo, te recomendamos que te informes bien en tu centro de jardinería cuando vayas a comprarlo.

También debes tener en cuenta que aunque el terreno será el mismo, no necesitará la misma cantidad de agua una porción de césped que esté al Sol todo el día que la zona de césped que esté situada bajo la sombra de los árboles o bajo una zona techada del jardín.

Si tienes un sistema de riego automático con depósitos, mezcla los abonos en el agua de los depósitos para que los aspersores lo repartan durante el riego.

Un riego normal durante el verano con aspersor suele durar unos 30 minutos pero no es necesario hacerlo todos los días ya que si acostumbramos al césped a encontrar el agua de riego en la superficie, conseguiremos que no alargue las raíces hacia el interior de la tierra para buscar agua teniendo así un césped mucho más débil con raíces superficiales.

En este artículo podéis encontrar información muy interesante sobre el cuidado y riego del césped

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*