¿Se pueden emocionar las plantas?

Nuestras amigas las plantas, ¿se pueden emocionar?

¿Poseen percepción extrasensorial?

A medida que aumenta su conocimiento, el hombre empieza a darse cuenta de que las plantas pueden tener emociones en incluso consciencia.

Con los nuevos descubrimientos sobre la sensibilidad y el poder psíquico de las plantas, el hombre se adentra en una zona desconocida, penetrando en un área en el que la materia se disuelve en partículas invisibles y pulsaciones de energía. Se abre un nuevo horizonte, en el que la física y la metafísica se confunden, mostrándonos muchos de los misterios ocultos de la vida.

Algunos de los descubrimientos realizados con las plantas pueden sorprendernos por increíbles. Pero si algo no podemos hacer hoy, es premanecer cerrados a lo desconocido. En este sentido, dice la antropóloga, Margaret Mead “Toda la historia del progreso científico está llena de hombres que investigan fenómenos en cuya existencia la ciencia oficial no creía”.

Por azar, Felming descubrió lo que más tarde iba a salvar tantas vidas, la penicilina. La idea de que las plantas pudieran comunicarse con las personas parecía poco probable, hasta que un día el investigador Cleve Backster se dispuso a comprobar la velocidad con que el agua subía desde las raíces a las hojas. Backster suponía que a media que las hojas fueran saturándose de agua, detectaría en ellas una disminución de la resistencia eléctrica. Sin embargo, lo que el investigador comprobó fue justamente lo contrario de lo que esperaba, ya que el trazado del polígrafo se inclinaba hacia abajo desde el comienzo del experimento, además de duplicar virtualmente la respuesta observada en los seres humanos, al experimentar un leve estímulo agradable.

Así, lo que Backster se disponía a registrar – la velocidad de ascensión del agua en una planta- perdió interés comparado con lo que acababa de observar.

¿Era la planta capaz de sentir emoción? ¿Reaccionaba con muestras de satisfacción ante el hecho de recibir agua?

Hagamos felices a nuestras plantas, aportándoles el agua y los cuidados que necesitan, seguros de que nos lo van a agradecer aunque no seamos capaces de escuchar su voz o percibir su gratitud.

Con la cortesía de Floristería MayoFlor, flores a domicilio nacional e internacional gracias a “HernanSancho”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*