podar las plantas

Cómo podar las plantas del jardín para el invierno

Podar las plantas del jardín durante los meses del invierno puede ayudar a mejorar su forma y favorecer su crecimiento. De hecho, muchos de los problemas que pueden aparecer pueden evitarse si podamos correctamente las plantas cada año, especialmente durante los primeros años de formación de los árboles y arbustos. Por eso, es muy importante saber cuándo podar las plantas de jardín.

Se trata de retirar las ramas muertas y moribundas por enfermedad, plagas o que han sido dañadas por agentes meteorológicos para que nuestras plantas estén más saludables y crezcan fuertes. Eso sí, evitando cortar las ramas más grandes de la parte superior, ya que podríamos dejar talones que posteriormente causen problemas a nuestras plantas como promover la producción de retoños o desarrollar una estructura débil.

¿Qué herramientas necesito para podar el jardín?

Para podar las plantas del jardín es necesario que cuentes con las herramientas adecuadas y que éstas se encuentren en buen estado y bien afiladas para que el trabajo resulte más eficaz.

  • Tijeras de podar: son la herramienta más versátil. Un buen par cortará ramas de hasta 2 centímetros de diámetro. 
  • Cizallas: son parecidas a las tijeras de podar, pero cuentan con asas más largas, lo cual facilita el corte de las ramas de hasta 4 centímetros de diámetro. Es recomendable elegir siempre un par de cuchillas de corte compuesto. 
  • Sierras eléctricas: son perfectas para el corte de las ramas de más de 2,5 centímetros. En la actualidad es posible encontrar muchos tipos de sierras, pero lo importante es que sean de buena calidad y que cuenten con buenas cuchillas para que puedas cortar las ramas de hasta 10 centímetros de diámetro. 
  • Serruchos: nos ofrecen un mayor alcance para las ramas que se encuentren a mayor altura. Están equipadas con un mango largo y extensible que debe usarse con mucho cuidado para realizar un corte limpio.

Poda de árboles y arbustos

Normalmente, los árboles y arbustos que florecen en verano y otoño se podan entre finales del invierno y principios de primavera. Mientras que los que florecen en primavera se podan para eliminar las flores que están marchitas y fortalecer las plantas.

Poda de árboles frutales

Los árboles frutales deben podarse cuando están en fase de inactividad, es decir, cuando no hay brotes de una nueva cosecha. De esta forma, fortaleceremos la planta para cuando empiecen a brotar los primeros frutos. De lo contrario, los árboles se irán muriendo, ya que los brotes que no son eliminados le roban energía a la planta y se vuelven más vulnerables ante las plagas de insectos. Por eso, si quieres que tus árboles frutales crezcan sanos, es importante podarlos cada cierto tiempo.

Plantas perennes

Las plantas perennes también deben ser podadas si queremos que nuestro jardín sea un espacio agradable y cuidado. De hecho, en estos casos, la poda debe ser incluso más intensiva, ya que las hojas se mantienen estables todo el año. Para podar las plantas perennes además de cortarlas casi por completo justo antes o después de la temporada de crecimiento, también tendremos que realizar una poda regular en el caso de que estén marchitas. Además, podemos aprovechar estos momentos para eliminar las malas hierbas del jardín.

En cualquier caso, si es la primera vez que vas a podar las plantas del jardín, es importante hacerlo con cautela, evitando no cortar demasiado. Eso sí, la poda mínima incluye la eliminación de las hojas y ramas muertas. Si las hojas ya están marchitas, obviamente nos están avisando de que nos hemos retrasado bastante en podarlas y que necesitan de mantenimiento. Aunque puede parecer complicado, no tienes de qué preocuparte, ya que la poda de las plantas es algo que se va aprendiendo con el tiempo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.