Cómo revitalizar las plantas en mal estado después del verano

La estación veraniega está casi llegando a su fin. Es por ello que debemos aprovechar los últimos días de calor y mantener la rutina de cuidado de nuestro jardín y plantas. Durante el otoño y el invierno las plantas entran en un descanso, y las flores  y hojas que caen al suelo aumentan la posibilidad de desarrollo de los hongos. 

También el exceso de agua provoca que las plantas se marchiten, además de enfermedades y que se empobrezca la tierra. Por lo que se debe evitar el riego de manera excesiva, es más común que una planta muera por exceso de agua que por falta, por lo que lo mejor es que se añada agua en la macetas, así las raíces absorberán la cantidad que necesitan para vivir. 

Hay que mantener las plantas libres de flores y hojas secas, por lo que se debe limpiar siempre ya que la suciedad y el polvo no deja que respiren. Aconsejamos pulverizar las plantas con agua con jabón para luego aclarar, este procedimiento eliminará y mantendrá alejados a los parásitos. Las plantas de exterior necesitan riego diario, mientras que las de interior sólo hay que procurar que la tierra esté húmeda. 

La poda es una de las acciones fundamentales para revitalizar las plantas en mal estado, de esta manera las plantas no contraerán enfermedades. Antes de que empiece el verano se debe podar los arbustos, y cuando esté acabando el verano también. Y no se puede olvidar que se debe tener cuidado con las enfermedades y plagas veraniegas, para ello recomendamos aplicar tratamientos como fungicidas e insecticidas. 

El sol también es uno de los grandes enemigos de las plantas, por lo que si tus plantas se han dañado por el sol, lo mejor es colocarlas en un lugar donde la exposición no sea tan directa. Siempre hay que regar a última hora de la tarde para que el agua no llegue a evaporarse. Recomendamos que aproveches el agua sobrante ya que contiene nutrientes, así que ponla en un plato debajo de la planta. 

El primer paso que se debe seguir para revitalizar las plantas o el jardín es el de horquetear la tierra que consiste en colocar adecuadamente las plantas en maceteros y en que el suelo quede descompactado quedando así la tierra suelta y mullida, las piedras deben sacarse, pero no en su totalidad para así ayudar al drenaje. 

La renovación de nutrientes es otro paso esencial, por lo que recomendamos echar a la tierra abono orgánico. También se debe aplicar bioestimulantes de origen natural que tienen como función principal la protección de las plantas.  En el caso que en verano las plantas no se hayan regado lo suficiente, se debe regar al menos tres veces al día sin dejar ningún encharcado, pero preocuparse por mantener la tierra húmeda. 

Es por ello que las acciones de horqueteado, drenaje y abono son tan importantes para mantener en buen estado las plantas y el césped. Sin olvidar regar después de aplicar el fertilizante y retirar el pasto suelto, así se evitarán los hongos y humedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.