flores de primavera

¿Cuáles son las flores típicas de la primavera?

No cabe duda de que la primavera trae color y felicidad a nuestras vidas y esto no es sólo porque el frío y la lluvia vayan quedando poco a poco atrás, sino también por las flores y plantas que despiertan de su letargo después del invierno y lo impregnan todo con sus vibrantes colores y agradable fragancia. Y, del mismo modo que llenan de alegría los campos, también lo hacen en los hogares cuando decidimos enviar flores a domicilio a nuestros seres queridos en cualquier época del año.

Eso sí, aunque los invernaderos nos permiten tener casi cualquier tipo de flor en todas las estaciones, lo cierto es que las flores de temporada siempre son las que mejor encajan con los colores habituales de esta época. Así pues, mientras que en otoño e invierno las plantas que florecen tienen colores más oscuros, en primavera podemos ver colores más vivos. Veamos cuáles son las más típicas.

Ranúnculos

Los ranúnculos son flores que desprenden mucho romanticismo. Con una forma muy similar a la de las rosas, pero con pétalos más lisos, con muchas más capas y distribuidos hacia dentro. Los más habituales suelen ser los de colores claros, lo que los hace ideales para crear ramos de estilo vintage. Por esta razón, cada vez es más habitual encontrarlos en las bodas, tanto en el propio ramo de la novia como en los centros de mesa o en el lugar de la ceremonia.

Pensamientos

El pensamiento es una planta bienal que suele alcanzar una altura de entre 15 y 25 centímetros y que florece hasta bien entrada la primavera. Además, debes saber que se trata de una planta que resiste bastante bien las bajas temperaturas del invierno.

Jacintos

Los jacintos son plantas que crecen sobre todo en Asia y en Centroeuropa, destacando principalmente por su color púrpura lo que les confiere una apariencia muy vistosa. Sin duda, una de las plantas que no pueden faltar en cualquier jardín en los meses de primavera.

Lirios

También conocidas como azucenas, los lirios son una de las flores más bellas y elegantes que existen, con seis preciosos pétalos grandes y una amplia variedad de colores entre los que elegir. El más habitual para enviar flores a domicilio es el blanco, pero también podemos encontrarlos en rojo, amarillo, naranja o rosa. Además su agradable aroma es inconfundible.

Amapolas

Cuando las amapolas empiezan a florecer, todos sabemos que la primavera ya está aquí. Y es que estas flores silvestres llenan los prados y campos por los que pasamos cerca cuando vamos por la carretera, inundándolo todo con su color rojo brillante. Eso sí, para mantenerse perfectas, deben estar en contacto con la tierra permanentemente y hay que tener en cuenta que sus pétalos son muy finos y muy delicados. Si arrancamos una amapola, en pocos minutos se habrá marchitado.

Anémonas

Las anémonas son flores muy sencillas, pero muy hermosas. De colores vivos que van desde los tonos pastel a otros más intensos. Muy parecidas a las margaritas por la distribución y la forma de sus pétalos y porque cuentan con el centro también en color amarillo. La diferencia principal radica en que son de menor tamaño y crecen mucho más juntas, dando lugar a un gran mar de color en la misma planta.

Begonias

Las begonias destacan por sus grandes pétalos que se abren con gran amplitud y consiguen distintas formas, lo que les da una apariencia bastante similar a la de las rosas. Además, llaman la atención porque sus pétalos presentan cierta ondulación, dando sensación de movimiento a la flor.

Prímulas

Las prímulas son flores muy sencillas, pero con colores preciosos. Y es que esta flor tiene la capacidad de reproducirse en muchos colores distintos, tanto en el centro como en los bordes. Viven en ramilletes, son muy resistentes y desprenden una fragancia muy agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.