Me voy de vacaciones ¿qué hago con mis plantas?

Seguro que ahora que llega el buen tiempo y el curso escolar se está acabando estás pensando en esos deseados días de vacaciones que vas a poder disfrutar durante este verano en cuanto puedas escaparte unos días de tus quehaceres laborales ¿verdad?.

Si eres de los afortunados que te vas a poder ir de vacaciones este verano 15 días fuera de tu casa o una semana te enfrentarás al problema de no saber qué hacer con tus queridas plantas durante el tiempo que vas a estar fuera. Necesitarás almenos que alguien les eche un vista y las riegue teniendo en cuenta las altas temperaturas de esta época del año y la rapidez con la que se evapora el agua del riego.

Es posible que puedas contar con la inestimable ayuda de algún familiar que no se vaya de vacaciones los mismo días que tu y pueda cuidar de tus plantas o de algún vecino de confianza al que pedirle el favor y dejarle las llaves de tu casa o incluso llevarle las plantas a la suya para que te las cuide.

Pero si no puedes contar con nadie cercano para que riegue tus queridas plantas durante unos días, aquí vamos a dejaros algunos consejos para que puedas irte de vacaciones tranquilamente sin temor a que a tu vuelta te encuentres con la horrible estampa de ver que tus plantas, que has cuidado con tanto cariño durante todo el año, están en un mal estado difícil de superar o en el peor de los casos han muerto por falta de agua y cuidados.

El principal problema de faltar de tu casa durante las vacaciones es que no vas a poder regarlas porque el resto de cuidados como pueden ser la poda, el cambio de tiesto y demás cuidados pueden esperar unos días pero el agua, como os contábamos antes, es indispensable en verano por las altas temperaturas que “sufrimos” en todo el territorio español. Así que estos consejos van centrados a suplir el riego casi diario que necesitan las plantas en verano

autoriego-cordon-algodon

Cuerda de algodón y cubos de agua

Sitúa cubos de agua cerca de las plantas, mete una cuerda de algodón en el agua hasta el fondo del cubo o incluso mejor una garrafa que perderá menos agua por evaporación al estar más cerrada y el otro extremo mételo en la tierra de la planta. Haz esto con cada planta, una cuerda por macetero o si es grande puedes poner varias en el mismo macetero repartidas.
Para este método ya existen algunos sistemas mejorados a la venta en grandes superficies de jardinería.

Bandeja con agua bajo el macetero

Un método bastante tradicional es meter el macetero en un recipiente más grande con agua al estilo “baño maría”. Una vez introducido el macetero en el agua esta no debe superar los dos centímetros desde la parte baja del macetero hacia arriba para evitar ahogar las raíces.

Bolsa de goteo de hospital

Puedes comprar una bolsa de las usadas en los hospitales para los goteos de suero e introducir la goma en la tierra o dejarla goteando en la superficie.

En las grandes superficies de jardinería también podemos encontrar otros sistemas de riego controlado que consisten en recipientes que se introducen en la tierra de la maceta y van soltando el agua poco a poco e incluso unas masas viscosas con alto contenido en agua que se van degradando cuando son absorbidas por la tierra de la planta.

Fuente: Info Jardín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.