nenufar

Plantas acuáticas, perfectas para interior y exterior

Si quieres decorar tu hogar de manera original y sencilla, una de los elementos que más gustan y que pueden ser colocados en cualquier rincón de tu hogar, es sin duda las plantas acuáticas. Muy variadas en tamaños formas y colores. Por todos es conocido que una planta da un toque distintivo a tu casa sea colocada en el lugar que sea, pero si para esta decoración nos decantamos con una planta acuática, esta misma resaltará por sí sola.

La colocación de la plata acuática puede darse en un lugar al aire libre o en un espacio cerrado, dentro de una estancia de nuestra vivienda. En el primer caso siempre puedes decantarte por incluir en tu jardín un curioso estanque, que sin duda alguna será la envidia del vecindario, y que dotará al espacio verde de tu hogar de originalidad. El simple hecho de colocar un estanque ofrece un aspecto más natural, desenfadado, que acompañado de las plantas adecuadas será un caso de éxito sin duda alguna. Las plantas que acompañan perfectamente a este tipo de elementos decorativos son la cyperus alternifolius, conocida comúnmente como paragüitas, cabe destacar que el uso de esta en exterior no es excluyente, ya que lucirá espectacularmente de igual manera en interior, resaltando la parte más rústica de nuestro hogar. Esta planta viene acompañada de vistosas flores por lo que acompañada de helechos de agua o unos papiros, quedarán a la perfección en tu estanque de exterior o en una maceta en interior.

La inclusión de helechos  acuáticos no sólo nos servirá a modo de decoración, sino que estos mantienen el suelo del estanque fértil y son perfectos para evitar el acumulo de mosquitos que suelen poblar los estanques. Otra de las plantas que podemos incluir, además de las citadas anteriormente son las lentejas de agua, recomendable sobre todo para espacios acuáticos en los que incluyamos peces herbívoros, puesto que sirven de alimento para estos e impedirán que se formen algas en los fondos del estanque en nuestro jardín.

Pero sin duda alguna la planta que es reconocida por todos como planta acuática es el nenúfar, valoradas sobre todo por sus coloridas flores, esta planta es considerada como una de las más elegantes. Suelen tener un diámetro de 45 centímetros, deben plantarse a una profundidad de 25/30 centímetros y su orientación ha de ser en una sombra parcial en la que le lleguen los rayos del sol en parte del día. Existe una variedad de la misma perfecta para interior, el nenúfar en miniatura o enanos, que introducidos en un recipiente de vidrio dotan a cualquier parte de su vivienda de una originalidad y exclusividad  digna de admirar.

Por último, otras de las plantas que podemos añadir a nuestro estanque y que son muy llamativas y atractivas son la flor del cardenal, la lobelia azul, el esqueleto de invierno o la cala, las floraciones de esta última pueden ser de varios colores y sirven del mismo modo para colocarlas en recipientes y lucirlas en interior durante el invierno.

En cuanto a los cuidados necesarios para la correcta plantación y atención de las plantas acuáticas, son muy sencillos, hemos de tener en cuenta una serie de actividades cotidianas como lo son eliminar las hojas y flores que vayan muriendo, así como las que empiecen a marchitar. En segundo lugar o como segunda actividad, cuando las plantas hayan crecido lo suficiente, debemos sacarlas, dividirlas y volver a plantarlas, trasladando las más tiernas a lugares más luminosos y resguardarlas del frío y las bajas temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*