coctel

Cócteles florales refrescantes en verano

En esta época del año en la que nos encanta estar en espacios al aire libre, hacer reuniones con amigos y familiares y disfrutar de la temperatura agradable de la que gozamos, en otras ocasiones os hemos hablado de flores comestibles, pero en esta, que mejor manera de poner el broche final a una velada que con unos cócteles florales. Eso sí, no una bebida cualquiera, sino una realizada de la forma más original posible, incluyendo en ella flores de diferentes tipos y colores

Por todos es conocido y es tendencia en la actualidad, en cuanto a bebidas se refiere, las diferentes combinaciones y mezclas para preparar un gin tonic, que muchas de estas incluyen semillas, frutas, especias, además de las tónicas que han salido al mercado con múltiples sabores.

Pero no, en este caso no vamos a tratar el gin tonic ideal, sino una serie de bebidas, la mayoría de ellas muy famosas, acompañadas en su creación y presentación con elementos y componentes florales. Son recetas simples y sencillas, que simplemente al acompañarlas de diversos tipos de flores, se convierten en especiales.

En primer lugar, presentamos el conocido cóctel brasileño por excelencia, la Caipiriña, pero en esta ocasión de hibisco y fresas. Lo bueno de esta bebida del país de la samba es que combina a la perfección con muchos ingredientes diversos, eso sí, con conocimiento de lo que se mezcla. Si se hace con precaución y buen gusto, se pueden conseguir resultados novedosos, refrescantes y deliciosos. En esta ocasión vamos a mezclar cachaza, azúcar moreno, zumo de lima, fresas y flores de hibisco. Su preparación será muy sencilla, simplemente machacar en un mortero las fresas junto a una cuchara de azúcar y las flores. Esto se mezcla con el zumo de lima y la cachaza, finalmente unirlo al hielo picado y a disfrutar de él. Como consejo de presentación, recomendamos escarchar los bordes con azúcar blanco y poner una flor de hibisco para decorar.

Otro de los cócteles que os recomendamos preparar es el Singapore Sling, pero esta vez con flores de azahar. Conocido por su glamour e internacionalización en esta ocasión vamos a añadirle un elemento extra a los componentes habituales, ginebra, licor de cereza, licor triple seco, zumo de limón y soda, la flor de azahar. Su preparación es muy sencilla simplemente mezclar todos los componentes en una coctelera junto a hielo picado y las flores machacadas. En cuanto al modo de servirlo debe ser muy frío y añadir alguna flor para decorar.

Una bebida muy ideal para tomar a la hora del vermut, el Rose Martini, para la que sólo se necesita zumos de limón y naranja, vodka, azúcar, agua de rosas y en esta ocasión pétalos de la flor. Su mezcla es sencilla, en primer lugar se introducen en una coctelera el zumo de limón y el azúcar hasta conseguir la disolución de esta última, después se añaden el resto a excepción de los pétalos. Para servirlo, hacerlo en una copa congelada con algunos hielos que contengan los pétalos de rosa y limón.

Para terminar con esta sección, no podíamos pasar de largo uno de los cócteles veraniegos por excelencia, el Mojito, pero con menta fresca y pétalos de rosa. La famosa bebida cubana puede ser servida de mil maneras, entre la que encontramos la que os describimos a continuación.  Los ingredientes necesarios serán champagne, ron blanco y añejo, pétalos de rosa, hielo picado y menta fresca. En su preparación, comenzamos machacando la lima con el azúcar, para que posteriormente se le añadan los diferentes rones, los pétalos y las hojas de menta. A la hora de servirlo, es el momento en el que se le añade champagne y se colocan hojas de menta y pétalos de rosa a modo de decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.