decoración navideña

Toque floral en la decoración navideña del hogar

La Navidad es una de las épocas más especiales del año, ya que es cuando nos reunimos con nuestra familia y amigos, y disfrutamos juntos poniéndonos al día de lo que hemos hecho durante el año. Una época llena de amor, ilusión y buenos deseos, que también nos gusta transmitir a través de la decoración navideña. De hecho, colocar los adornos hace que la casa tome un aspecto más especial y que se llene de espíritu navideño.

El árbol de navidad es todo un clásico, pero lo cierto es que casi siempre es artificial. También existen otras opciones muy interesantes y originales con las que podemos decorar nuestra casa y además hacerlo con elementos naturales. Estamos hablando de las flores. Puede que estés pensando que su coste es más alto y que se marchitan a los pocos días. Sin embargo, debes saber que puedes encontrar flores baratas en tiendas como las de Mayoflor que duren más tiempo que otras. Algunas de ellas, si se cuidan bien, pueden incluso llegar a durar 3 semanas. Y, por supuesto, su apariencia es mucho más hermosa que la de las flores artificiales.

La nadina, el muérdago o el cáctus de Navidad son opciones muy atractivas para crear centros de mesa o confeccionar una corona de flores para la puerta. Pero si hay una que destaca por encima de todas ellas, esa es, sin duda, la Flor de Pascua, todo un icono de estas fiestas. Además de ser preciosas, son muy versátiles, ya que su color rojo combina muy bien con flores blancas y adornos dorados. Para las flores blancas, puedes elegir margaritas, violas, rosas o jazmines. Pero también puedes combinar otras flores en colores navideños como las gerberas o las azaleas, especialmente si queremos dar un toque más especial y colorido a nuestros adornos.

La composición es algo muy personal, ya que dependerá tanto de tus propios gustos como del estilo decorativo de tu hogar y del toque que quieras darle. No obstante, para que puedas inspirarte, a continuación te damos algunos consejos sobre los elementos que no pueden faltar en los adornos florales navideños.

El rojo, un clásico atemporal

El rojo es el color protagonista de la decoración navideña. El árbol de Navidad, la ropa de Papa Noel y todo en estas fechas está teñido de color rojo. Sin embargo, hay otros colores que poco a poco han ido abriéndose un hueco, como el blanco, el amarillo, el verde y los crudos. Colores muy elegantes que dan un toque más sofisticado al ambiente y que suponen una gran alternativa a la decoración tradicional.

¿Flores cortadas o macetas con plantas?

Las flores cortadas ofrece la posibilidad de jugar y disfrutar decorando nuestro hogar. Por su parte, las plantas suponen una opción más fresca y más duradera. Por supuesto, elijas lo que elijas, siempre natural. Y es no hay nada tan agradable como respirar el aroma de las flores y las plantas naturales, lo cual no puede lograse con plantas y flores artificiales. Aunque hay diseños que parecen naturales, carecen del aroma con el que nos prodiga la naturaleza.

Flor de Pascua: un clásico renovado

La Flor de Pascua solamente florece en estas fechas, por lo que siempre se identifican con la Navidad. Seguro que tú mismo has comprado alguna poinsettia para decorar tu hogar algún año. Aunque lo normal es verlas en color rojo, lo cierto es que en los últimos años también se ha puesto muy de moda comprarlas en color amarillo, blanco o, incluso, en rosa. Ideales para dar un toque más moderno a la decoración navideña.

¿Cómo combinarlas con el resto de la decoración navideña?

Las flores ofrecen un amplio abanico de posibilidades y consiguen dar un toque festivo a cualquier habitación. Podemos colocarlas en un rincón del salón y llenar la estancia de calidez y frescura, pero también podemos usarlas para confeccionar coquetos centros de mesa, como ya os contamos en este post en nuestro blog, y dar un toque más elegante a nuestra cena. Aunque también son perfectas para decorar una mesita auxiliar o dar un toque hogareño a un desayuno en familia la mañana de Navidad o Año Nuevo. No importa si las ponemos solas o acompañadas de ramas, acebo, piñas o bolas… Cualquier combinación realizada con gusto se convertirá en un adorno único y muy personal. Además, verlas siempre da alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.